CCOO instará a paralizar la privatización del Canal de Isabel II y a realizar una auditoría de sus cuentas

    La sección sindical de CCOO del Canal de Isabel II va a instar a las fuerzas políticas de la Comunidad de Madrid, a paralizar el proceso de privatización del Canal y a realizar una auditoría de sus cuentas, al entender el sindicato que la oposición debe liderar un cambio radical en la gestión de la empresa.

    08/06/2015.

    CCOO solicitará una reunión con PSOE, Podemos y Ciudadanos en las que expondrá la necesidad urgente de examinar la gestión de las cuentas y de paralizar de manera cautelar los procesos de contratación abiertos en este momento, máxime con el reciente anuncio de la imputación por la "Operación Púnica" del actual presidente del Canal de Isabel II y número 2 de la Comunidad de Madrid Salvador Victoria.
     
    Esta petición se hará extensiva a otras empresas que conforman el grupo Canal, como por ejemplo Hispanagua, cuya gestión ha quedado en entredicho especialmente a raíz de la detención de varios empleados en el marco de la Operación Tosca, (uno de ellos actual gerente de Canal Gestión Lanzarote) por presunta corrupción en la concesión de contratos públicos durante su gestión en Melilla.
     
    Se da la circunstancia además de que uno de los últimas concesiones del Canal de Isabel II a otra empresa del grupo (GSS Venture) concerniente a la prestación del servicio de Call Center, se encuentra demandada ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid por parte de dos de las empresas licitadoras: Atento y Grupo Konecta, por presuntas irregularidades en el proceso.
     
    CCOO entiende que con el vuelco electoral de las elecciones municipales y autonómicas, se debe forzar desde los distintos grupos políticos de la oposición la apertura de vías de negociación y diálogo que hasta ahora han sido inexistentes, así como la implantación de mecanismos de control que eviten en un futuro el uso irresponsable de los fondos del Canal.
     
    A lo largo de los últimos cuatro años el Canal de Isabel II lejos de cumplir con su función de  servicio público y de calidad, hacer un uso responsable de los recursos públicos y prestar un servicio acorde a las necesidades ciudadanas, ha sido expoliado y saqueado. La dirección política de la Comunidad de Madrid ha centrado exclusivamente sus esfuerzos en utilizar la empresa como fuente de ingresos y guarida profesional de familiares y amistades que disfrutan de unas condiciones laborales privilegiadas con respecto al resto de trabajadoras y trabajadores.
     
    Paralelamente, la ciudadanía ha sufrido un progresivo deterioro en la calidad del servicio, un recrudecimiento en la campaña de cortes de suministro por falta de pago que han llegado a quintuplicarse en los últimos años y una política de bonificaciones al consumo insuficiente y en nada ajustada a la realidad social.
     
    Por su parte, la plantilla del Canal de Isabel II ha visto como le arrebataban gran parte de sus derechos laborales mientras a sus representantes sindicales les ninguneaban y menospreciaban  los responsables de la dirección.
     
    Ante este escenario, resulta obligado hacer un giro radical en la dirección de la empresa que pase por la aplicación del Acuerdo por la Gestión Pública del Agua impulsado por la Plataforma Contra la Privatización del Canal de Isabel II de la que CCOO es integrante y que se fundamenta en una gestión pública, transparente y participativa, entendiendo que estos principios deben ser el punto de partida  del nuevo periodo que ahora se inicia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.