Acuamed: el Gobierno opta por la censura en vez de la transparencia

  • CCOO estudia personarse en la causa abierta en la Audiencia Nacional

A pesar de las promesas de transparencia y las declaraciones grandilocuentes de la ministra en funciones de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, asegurando que llegaría hasta el fondo del caso ACUAMED, lo cierto es que la información a las trabajadoras y trabajadores de esta empresa pública cada día que pasa brilla más por su ausencia.

05/05/2016.

La ministra Tejerina no sólo se ha negado a comparecer sobre este asunto ante la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados, sino que además el Consejo de Administración de ACUAMED, presidido por su número dos, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, en el que actúa como vicepresidenta la directora general del Agua, Liana Ardiles, ha decidido censurar la escasa información que se facilitaba a los representantes legales de los trabajadores, y, a partir de ahora, las copias de las actas de las reuniones del mencionado Consejo que se entreguen a los trabajadores no reflejarán aquellos asuntos que sean considerados "confidenciales".
 
Según Fernando Antón, secretario general del Ciclo Integral del Agua de FSC-CCOO, "una de las razones esgrimidas para censurar la información es precisamente el proceso judicial por presunta corrupción abierto por el juez Velasco en la Audiencia Nacional. Se nos ha entregado un informe elaborado por la Abogacía del Estado en el que se nos dice que no existe obligación legal de remitir con carácter general a los representantes legales de los trabajadores copias de las actas del Consejo de Administración de la sociedad. Sin embargo, no se hace mención alguna a que dicha información, aunque con mucho retraso, sí se entregaba hasta ahora a la representación legal de los trabajadores. Es decir, a partir de ahora, al habitual retraso se añade también la censura informativa".  
 
"Se da la curiosa circunstancia -añade Antón- de que existe personal de Alta Dirección de ACUAMED que permanece en sus respectivos puestos de trabajo a pesar de estar siendo investigado por el juez Velasco, que sí tendrá acceso a la mencionada "información confidencial", la misma que ahora se niega a la representación legal de los trabajadores".   
 
"Resulta intolerable -como apunta el secretario general del Ciclo Integral del Agua de CCOO- que el Ministerio opte ahora en el caso ACUAMED por la censura en vez de la transparencia. Lo único que demuestra con esta decisión es que en realidad tienen mucho que ocultar; que es muy difícil creer que los amaños destapados por algunos trabajadores y por el juez Velasco hayan podido realizarse sin el conocimiento, la connivencia o, en el peor de los casos, la complicidad de "la Superioridad", a la que alude el juez en su auto".
 
Personación en la causa
 
Los servicios jurídicos de CCOO, a propuesta de sus afiliados en la empresa pública y de una parte importante de la plantilla de ACUAMED, están estudiando ahora su personación en la causa abierta en el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, causa que todavía sigue bajo secreto de sumario. "Las trabajadoras y trabajadores de ACUAMED no pueden acabar pagando los "platos rotos" de una gestión indecente que estaba obligada a supervisar tanto el Ministerio de Agricultura, del que depende la sociedad, como el Ministerio de Hacienda, accionista único de la misma", señala Fernando Antón.
 
CCOO sufrió en primera persona la prepotencia y el nepotismo del que fuera director general de la sociedad, Arcadio Mateo del Puerto, encarcelado desde el pasado 18 de enero por este caso de presunta corrupción. De manera sistemática, desde 2012, año en el que fue nombrado máximo responsable de esta empresa pública a propuesta del entonces ministro Miguel Arias Cañete, el director general de Acuamed intentó por todos los medios que CCOO desapareciese de aquellos centros de trabajo en los que tenía representación sindical (Madrid, Valencia y Murcia).
 
De hecho, el delegado de personal de CCOO en Acuamed-Valencia fue trasladado forzosamente a Madrid, con la intención de que abandonase su puesto de trabajo y no pudiese defender a sus compañeras y compañeros amenazados con despidos y expedientes disciplinarios por la dirección ahora detenida e investigada. La denuncia interpuesta por el delegado de CCOO supuso que ACUAMED fuera condenada en primera instancia por vulneración de derechos fundamentales (persecución sindical), condena que recurrió la empresa pero que fue ratificada posteriormente por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.
 
Fernando Antón reivindica una vez más la gestión pública del agua a través de la Iniciativa Ciudadana Europea "El Agua y el Saneamiento, un Derecho Humano". "Esta iniciativa aboga por una gestión pública, solidaria, transparente y eficiente de un recurso básico para todos como es el agua. Su gestión no puede depender de criterios mercantilistas. Vuelve a ser evidente que dichos criterios nos llevan a casos de corrupción como el de ACUAMED, donde prevalece el interés de algunas empresas privadas antes que el interés general. La falta de control y supervisión por parte del Gobierno del PP de algunas empresas públicas, gestionadas por sus "amiguetes", como es el caso de ACUAMED, demuestra su forma de entender la gestión pública del agua. No es de extrañar por tanto que las delegadas y los delegados de CCOO hayan estado y sigan estando en el punto de mira de estos presuntos delincuentes que nos persiguen y nos ocultan la información necesaria para que no podamos conocer y denunciar las irregularidades que cometen", declara Antón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.