La revisión de la Directiva sobre Agua Potable conoce avances positivos, pero desaprovecha la oportunidad de reconocer el derecho al agua como un derecho humano

    El 1 de enero de 2018 la Comisión Europea debe aprobar la revisión de la Directiva sobre el Agua Potable. Es la primera vez que la legislación toma en cuenta las demandas de la primera Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) que alcanza su objetivo, la Iniciativa Right2Water.

    31/01/2018. Federación Sindical Europea de Servicios Públicos (EPSU)
    Depuradora en la estación de tratamiento de aguas residuales

    Depuradora en la estación de tratamiento de aguas residuales

    Esta ICE ha reunido más de 1,8 millón de firmas para pedir a la Comisión Europea que proponga una legislación que haga del derecho al agua y al saneamiento un derecho humano en el sentido establecido por las Naciones Unidas.

    La Directiva revisada progresa en la buena dirección, especialmente en lo relativo a la obligación de los Estados miembros de tomar todas las medidas necesarias para garantizar el acceso al agua potable a las personas vulnerables y marginalizadas. Ahora bien, dar únicamente consejos de salud e informaciones sobre la calidad del agua no satisface nuestras expectativas.

    La Directiva revisada no alcanza su objetivo final y falla a la hora de reconocer este derecho humano. No hay ninguna referencia al inmenso trabajo de los relatores especiales de las Naciones Unidas para el derecho humano al agua y al saneamiento. Estos relatores han hecho numerosas sugestiones sobre la manera en que este derecho puede ser establecido. La Comisión reconoce las exigencias de los ciudadanos y sigue apoyando la puesta en marcha del derecho al agua y al saneamiento como derecho humano, pero esto no queda reflejado en el texto de ley.

    Jan Willem Goudriaan, Secretario General de la FSESP y Vicepresidente de la ICE Right2water declara que « el hecho de que los Estados miembros tengan que hacer más esfuerzos para proporcionar un acceso al agua potable a los grupos vulnerables, incluyendo a los refugiados, es un logro para todos aquellos que apoyan la Iniciativa Right2water. No obstante, me decepciona que la UE haya desperdiciado la oportunidad de convertirse en un líder mundial reconociendo este derecho en su legislación. Esperamos que la Comisión tome igualmente en cuenta el derecho al agua y al saneamiento en la directiva-marco ».

    La EPSU ha apoyado activamente la ICE Right2water y seguirá haciendo campaña con el Movimiento Europeo del Agua, entre otros, para obtener el compromiso claro de las Instituciones Europeas para el establecimiento del derecho al agua y al saneamiento en los términos definidos por las Naciones Unidas. Es ahora al Parlamento europeo a quien incumbe emitir su opinión y sus proposiciones. Los miembros del Parlamento europeo siempre han apoyado este derecho.

    La EPSU confía en que la Comisión Europea podrá hacerlo a su vez, durante el debate sobre la próxima directiva-marco sobre el agua (DCE), publicando un texto de ley ambicioso que tomará en cuenta las demandas de Right2Water.

    Contexto

    Texto de la Iniciativa Ciudadana Europea Right2water:

    ¡El agua no es un bien comercial, sino un bien público! Se invita a la Comisión Europea a presentar una propuesta legislativa para la implementación del derecho humano al agua y el saneamiento reconocido por la ONU y a promover el suministro de agua y el saneamiento como servicios públicos esenciales para todos. La legislación de la UE debe exigir a los gobiernos que garanticen y proporcionen a todos los ciudadanos servicios de agua potable y
    saneamiento convenientes.

    Instamos a que:

    1. Por obligación, las instituciones comunitarias y los Estados miembros velen por que todos los ciudadanos puedan ejercer el derecho al agua y el saneamiento;
    2. El abastecimiento de agua y la gestión de recursos hídricos no se rijan por “las normas del mercado interior” y que se excluyan los servicios de agua del ámbito de la liberalización;
    3. La UE redoble esfuerzos para lograr el acceso universal al agua y el saneamiento.

    Derecho al agua

    El derecho humano de las Naciones Unidas al agua y al saneamiento

    Informe del EP

    Realizaciones de la ICE

    • Casi 1.9 millones de personas lo firmaron y 1.68 millones de firmas fueron válidas.
    • El ECI ha jugado un papel en muchas luchas locales y nacionales relacionadas con el agua.
    • Eslovenia reconoció el derecho al agua en su constitución.
    • La Comisión Europea decidió mantener las concesiones de los servicios de agua fuera de sus propuestas.
    • No se han tomado iniciativas para abrir los servicios de agua para una mayor competencia a través de una UE iniciativa.
    • La ICE ha ayudado a evitar que los servicios de agua se liberalicen por completo en los acuerdos comerciales, pero quedan muchos otros desafíos para el derecho al agua y al saneamiento.

    La EPSU es la Federación Sindical Europea de los Servicios Públicos, la mayor de las federaciones de la CES. Sus miembros son 8 millones de trabajadores del servicio público de más de 260 organizaciones sindicales. Representa a los trabajadores de los servicios de energía, agua y residuos, de los servicios sociales y de salud y de la administración local y regional en todos los países de Europa, incluidos los de la franja oriental de la Unión europea. La EPSU es la organización regional reconocida por la Internacional de los Servicios Públicos (ISP). Más información sobre la EPSU y su acción, en el sitio www.epsu.org

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.